Isla flotante, los sí y no de una preparación perfecta

Postres

INGREDIENTES


  • Caramelo:

  • Azúcar 200 grs
  • Agua 50 cc

  • Isla:

  • Clara 8
  • Azúcar 480 grs
  • Polvo de hornear 1 cdta
  • Almidón de maíz 1 cda

  • Sambayón:

  • Yema 8
  • Azúcar 8 cdas
  • Oporto 8 cdas

Para el caramelo a seco, agregar el azúcar de a poco e ir revolviendo con cuchara de madera en la medida en que el azúcar se va derritiendo.

Cuando llega al punto deseado, sumar el agua caliente para que no salpique mucho (tener cuidado). Remover apenas la sartén (a fuego bajo) hasta que el azúcar se diluya en el agua (un minuto aproximadamente).

Volcar el caramelo en molde savarón (alto) y girar para que el caramelo cubra las paredes y el cono central.

 

Para la isla, en un bol de vidrio o metal (sin grasa, bien limpio), batir las claras hasta que espumen (sin nada de yema) e ir agregando el azúcar de a poco (sin dejar de batir) hasta llegar al punto nieve.

Ahora, agregar el polvo de hornear y almidón de maíz de manera envolvente.

 

Para el armado, tomar el molde y llenarlo de a cucharadas hasta cubrir 2/3 de la altura, si lo hacemos de golpe, quedará aire.

 

Llevar al horno a baño de María por una hora a fuego medio/bajo. Estará lista cuando el cuchillo sale seco al pincharla.

 

Desmoldar en caliente, removiendo las costras duras superiores para que no se pegue y vertiendo agua caliente en los espacios entre preparación y bordes del molde para facilitar que se despegue. Si es necesario, calentar a baño de María para ayudarse.

 

Para el sambayón, en un bol, mezclar las yemas con el azúcar y el oporto y llevar a baño de María a la vez que batimos hasta cremar. Reservar en heladera.