Arrolladitos primavera

Internacionales

INGREDIENTES


  • Masa:

  • Harina 0000 250 grs
  • Agua 500 cc
  • Sal 1 cdita

  • Relleno:

  • Carne de cerdo 400 grs
  • Cebolla de verdeo 1/2
  • Repollo blanco 1/4
  • Morrón rojo 1/4
  • Cebolla 1/2
  • Ajo 1 cda
  • Salsa de soja 1 cda
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de maíz

  • Para pintar:

  • Clara de huevo

  • Salsa:

  • Agua 1/2 taza
  • Ketchup 4 cdas
  • Azúcar 2 cdas
  • Vinagre de alcohol 1 cda
  • Sal
  • Almidón de maíz 1 cdta
  • Ajo fresco 1 cdta
  • Jengibre 1 cdta

arrolladitos

Para la masa. En un bol, uní la harina y el agua con un mixer o un batidor hasta que no le queden grumos. Para que la harina se hidrate bien, dejá reposar en la heladera por 1 hora.

Poné al fuego una olla grande con agua; cuando hierva, apoyá una sartén de teflón (o alguna que no se pegue) que calce bien en la boca de la olla, sin que toque el agua, y esperá hasta que se caliente por el vapor.

Con una brocha o pincel mediano, pintá con el batido de la masa la superficie de la sartén (sin aceite ni manteca), formando una capa muy fina. Repetí el pintado unas 4 o 5 veces; poco a poco la masa se pondrá de color blanquecino. Vas a ver que algún borde empieza a despegarse. Entonces, con los dedos bien secos o con una pinza, tomá la masa de un borde y dala vuelta para cocinarla unos 5 segundos más. Sacá la masa y dejala enfriar sobre una tabla o mesada. Una vez frías podés apilarlas y es necesario conservarlas tapadas si no se te secan.

Para el relleno. En un wok o sartén bien caliente agregá un poco de aceite y salteá la carne sólo un minuto. Agregá el resto de los ingredientes y salteá un minuto más. Agregá la salsa de soja y condimentá. La idea es que quede apenas cocido ya que se terminará de cocinar todo en la fritura o en el horno. Esperá que esté frío antes de armarlos.

Para el armado. Pintá la masa con clara de huevo, para que resulte más crocante. Colocá un poco de relleno, dejando un pequeño espacio libre en el borde que esté más cercano a vos. Enrollá hacia delante cerrando los costados hacia adentro para que no se salga el relleno.

En una olla con aceite caliente, freí los arrolladitos. Cuando estén dorados, los retirás y los ponés sobre papel absorbente sin apilarlos. Así evitás que el mismo vapor los humedezca y pierdan crocancia. También podés hornearlos, previamente pincelados con un poco de aceite, a horno fuerte, hasta que estén algo dorados.

Para la salsa: Mezclá todos los ingredientes, menos el almidón de maíz. Cuando hierva, dejalo un minuto y, luego, ligalo con el almidón de maíz disuelto en un poco de agua. Hervilo un minuto más y dejá enfriar.

Tip: Si querés podés hacer la masa directamente en licuadora. Primero poné el agua y luego, en 3 veces, la harina.

Tip: Para obtener un sabor aún más oriental salteá el relleno con un chorrito de aceite de sésamo. Ojo que es de sabor bien intenso.